Los ingresos generados de la publicidad serán destinados a causas benéficas a favor de asociaciones protectoras de animales y ONGS.
Google

jueves, 27 de noviembre de 2014

XII CONGRESO INTERNACIONAL DE ALEPH (SEVILLA, 15-17 ABRIL 2015)
















lunes, 17 de marzo de 2014

Tartessos: el enigma de una civilización perdida

Tartessos o Tartéside (griego: Τάρτησσος, latín: Tartessus).


http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-03-08/el-gran-enigma-de-tartessos-el-dorado-del-pueblo-fenicio_98699/





domingo, 16 de marzo de 2014

Aromas de la primavera sevillana

Pequeños placeres que nos regala la vida...



lunes, 10 de marzo de 2014

Lope es mucho Lope y siempre lo será

http://www.actualitte.com/patrimoine/un-ouvrage-ancien-annote-par-lope-de-vega-decouvert-a-lyon-48676.htm

Desde la corte renacentista vayan las felicitaciones a mi amigo Alex Roquain, al que tengo el gusto de conocer. Enhorabuena.


viernes, 28 de febrero de 2014

FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA

Julio Romero de Torres, Nuestra Señora de Andalucía.

viernes, 20 de abril de 2012

20º Aniversario EXPO'92 Sevilla


sábado, 17 de marzo de 2012

"EL ESPLENDOR DE LA LETRA"

Con motivo del 125º Aniversario del Colegio San Francisco de Paula, la Facultad de Filología de la Universidad Hispalense albergará hasta el próximo lunes día 19 de marzo la exposición "El esplendor de la Letra": una colección de 80 ejemplares y manuscritos de los siglos XIII al XVIII, los ejemplares más significativos y valiosos del fondo antiguo de su Biblioteca 'Francisco Márquez Villanueva', algunos de ellos incluso de ediciones incunables. Como muestra, a continuación va un breve reportaje (Fotos de José Ángel Caballero Gimeno).









martes, 22 de noviembre de 2011

SORTEO 5 EN 1 DE EDICIONES TRASPIÉS


De la mano de Ediciones Traspiés se pone ne marcha un concurso de lo más apetecible, el SORTEO 5 EN 1. ¿Y por qué 5 en 1? Porque es un mismo sorteo que podréis encontrar en 5 blogs distintos: Carmen y amig@s, El universo de los libros, El mundo de Dsdmona,Cuéntate la vida, y LO QUE LEO, y en cada blog se sorteará un lote de 5 libros a elegir del catálogo de la editorial. Todos podréis participar en los 5 concursos pero sólo podréis optar a un premio, es decir, habrá 5 ganadores finales que se llevarán cada uno un lote de 5 libros a elegir.

miércoles, 25 de mayo de 2011

"Visita oficial" de la primera dama del Renacimiento

Para la última dama del Renacimiento, con deseos de que vuelva pronto por su blog. Saludos...


Elegantes y exquisitas rezaban gentilmente estas escuetas palabras en la misteriosa misiva anónima que he recibido al mediodía de exagerado calor hispalense desde algún lejano reino mientras analizaba con los magos de Corte mis caprichosas cartas del Tarot. Su atento contenido ha alegrado tanto mis ánimos que me ha llevado a que meses después y, aun desafiando al insaciable Crono, siempre entregado en cuerpo y alma a saciar su gula y voraz apetito, servidora haya encontrado un grato huequecillo para referir y celebrar con todas vuesas mercedes tan jubilosa noticia que desde luego no podía dejar pasar por alto y, por ende, haya satisfecho así los humildes deseos del desconocido remitente. Fortuna ha querido que la última mujer del Renacimiento, como me apoda cariñosamente Antonio "el cordobés", uno de mis más insignes cortesanos, reciba en su Corte a otra dama del quattrocento, la primera, la enigmática y hermosa Dama del armiño, retratada con tan entrañable animalejo por mi admirado genio Leonardo, y que arriba por primera vez a nuestras ricas tierras. Como es de esperar, en esta casa- palacio le rendimos los honores y la pleitesía que tan grande y excelsa ocasión merece. Agradecida y honrada quedo.


Podría ser el arranque de una fenomenal trama de intriga diplomático-artística: el lunes 30 de mayo, a las 16.00, un avión militar procedente de Polonia aterrizará en el aeropuerto de Torrejón. Desde ese momento, un equipo de unas 12 personas, entre restauradores y políticos, velará por un tesoro pictórico de inconmensurable valor. El tesoro merecedor de tantas atenciones es La dama del armiño, una de las obras fundamentales de la exigua producción artística de Leonardo da Vinci y, por extensión, una de las grandes joyas del Renacimiento italiano. Relucirá como la estrella de la exposición de La edad de oro de Polonia (desde el 3 de junio en el Palacio Real de Madrid) y, a buen seguro, contará como uno de los acontecimientos artísticos de la temporada. No es común que piezas de este relieve viajen. Y esta no es precisamente una excepción. Tras recalar en la capital, se aprovechará el abandono del hogar (el Museo Czartoryski de Cracovia) para que visite Berlín y la National Gallery de Londres. De vuelta en casa, no volverá a dejarla en un plazo mínimo de 15 años.


Pero antes, la dama debe cumplir sus obligaciones en España. La tabla -de 54,8 por 40,3 centímetros, pintada hacia 1490- se instalará en una sala noble del palacio, especialmente acondicionada para alojar una pieza que revolucionó el arte del retrato por variadas e inmateriales razones que incluyen ese movimiento en espiral que asciende por la cabeza; el estudio anatómico de las manos, el rostro y el cuello; ese aire que se diría tangible (el famoso sfumato) y, sobre todo, su armónica e imperecedera belleza renacentista.


El equipo de especialistas en cristales blindados que crearán una urna-marco para garantizar las condiciones idóneas para la pintura, el panel de 40 centímetros de fondo pensado para no alterar la contemplación del cuadro, los 30.000 euros del viaje, costeados entre los tres países beneficiarios de la visita... Todo es poco para preservar una tabla que, si bien ha sobrevivido dos guerras mundiales, expolios nazis e intentos de agresión, se mantiene en óptimas condiciones.


¿Un milagro? Nicolás Martínez-Fresno, presidente de Patrimonio Nacional, prefiere reservar esa palabra para definir la llegada a España de la tabla. En el proceso de seducción de tan venerable dama han intervenido personalmente desde el presidente Zapatero a la ministra Ángeles González-Sinde o el propio rey Juan Carlos, quien contempló hace años en Washington la obra de Leonardo y conoce personalmente al príncipe Czartoryski, singular propietario de la obra y del resto de una valiosísima colección depositada en el museo de Cracovia.


"La historia de este cuadro", explica Martínez-Fresno, "ha corrido casi paralela a la de la propia Polonia". La peripecia a la que se refiere el director incluye episodios como el hallazgo en 1939 en las catacumbas de un castillo polaco y su posterior requisición por las fuerzas invasoras nazis, que la enviaron al Museo del Kaiser Friedrich en Berlín. En 1940, Hans Frank, general del Gobierno de Polonia, exigió la restitución del tesoro a la ciudad de Cracovia, lo que, en la ignominiosa práctica, supuso que esta acabase adornando la villa privada del militar.


La suerte de la pintura previa al muy convulso siglo XX comenzó en realidad en Milán. Leonardo la creó por encargo del duque Ludovico El Moro. La dama es Cecilia Gallerani, tan bella como joven amante del duque, retratada con 17 años, cuando Leonardo contaba poco más de 40. Las sucesivas restauraciones no han tocado la figura de la mujer, pero sí han afectado a su fondo. Se sabe que el negro actual no es el original. Tampoco, la firma que aparece en la parte superior izquierda.


¿Y el armiño? El animal daba sobrenombre al duque. La única polémica que arrastra la obra es, precisamente, la naturaleza de la criatura: ¿Es una comadreja? ¿Un hurón? ¿Acaso una garduña?Ajeno a disquisiciones zoológicas, la enigmática mascota descansará hasta septiembre en Madrid junto a 190 obras que testimonian la riqueza cultural de los fondos museísticos de Polonia e incluyen tesoros firmados por artistas como Lucas Cranach o un bellísimo óleo sobre tabla, Niña en un marco, del Rembrandt maduro.


Una mujer viajada

- El rastro del retrato de Cecilia Gallerani desapareció al morir la joven y hasta principios del XIX no se vuelven a tener noticias de la obra. Entonces pasa a formar parte de la colección de la familia Czartoryski, en la que ya se contaban piezas de Rembrandt o Rafael.


- Tras la llegada de las tropas del zar vivió el exilio en París, en el hotel Lambert. La guerra francoprusiana propicia su vuelta a Polonia. Desde 1876, presidió el museo de Cracovia hasta la llegada de los nazis.


viernes, 21 de enero de 2011

GALA I PREMIOS BLOGOSUR


Todo el que quiera asistir a la I Edición de los Premios Blogosur a los Mejores Blogs de Sevilla y Provincia, que confirme asistencia a confirmacion@bloguerosdesevilla.com e indique nombres y apellidos de acompañantes.

Más info en:

http://www.bloguerosdesevilla.com/modules/news/article.php?storyid=22

lunes, 18 de octubre de 2010

"PERVERSIDAD EN LA 237"


Stanley Kubrick encumbró a la habitación 237 con El Resplandor y la convirtió en la más inquietante del mundo del cine, del mismo modo, Stephen King hizo lo propio en el mundo de la novela (aunque en ella el número de habitación fuera 217) y Perversidad de Fritz Lang es considerada obra magistral del cine negro. Si esa habitación provoca incertidumbre y zozobra, es por la presencia de lo bello y lo repulsivo, tanto en el celuloide como en la página.
Y, ahora, en el teatro.
Aquí se habla de mujeres y hombres, de las perturbadoras relaciones que se pueden establecer entre ellos, de conflictos, de verdades y mentiras, y, por qué no decirlo, del placer que provoca ser lo que no somos, vivir lo que no vivimos, hacer lo que no hacemos; en definitiva, del placer de entrar en el maravilloso mundo de la ficción.
Sin embargo,
Perversidad en la 237 es mucho más. Es drama, es comedia, es misterio, es amor y dolor, es alegría y tristeza, es el deseo de lo imposible, o lo imposible implorando desear.
Coproducida por TNT y Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS),
Perversidad en la 237 está basada en el texto ganador del XV Premio Literario de la Universidad de Sevilla; un inquietante relato escrito por José Luis Ordóñez.

Argumento

Necesitamos espejos donde mirarnos y descubrirnos. En esta obra, el espectador se encontrará inmerso en la complicada relación de pareja: las infidelidades, las infelicidades, el tedio…

Los actores se atreven a jugar un juego confuso, donde realidad y ficción se mezclan, creando siempre la duda.

Jugamos y fingimos para no aburrirnos, para no frustrarnos. La realidad no existe, o si existe, lo hace sólo para distorsionar, distorsionar la ficción.

De nuevo la eterna pregunta: ¿Quiénes somos? Todo quedará retumbando en un espacio reducido, donde el cine de los años 50 y sus inconfundibles melodías, nos harán entrar en una espiral de humo de algún cigarrillo olvidado…

Un mundo cinematográfico dentro del teatro, donde la ironía dará un giro a la realidad y hará consciente nuestra existencia.-La realidad puede ser desoladora…

SARIO TÉLLEZ (Dirección).


Una producción de CICUS (Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla y TNT (Centro de Investigación Teatral).

Lugar: Centro TNT (Avda. de Despeñaperros nº 1 41015 Sevilla).

Funciones: 30 y 31 de octubre 2010 y 18, 19, 20, 21, 25, 26, 27 y 28 de noviembre 2010. 20 horas.

Entradas: Precio general 10 € y 6 € miembros Universidad de Sevilla.

Reservas e info en apoyo@atalaya-tnt.com

domingo, 26 de septiembre de 2010

"Lope"


Un sabor agridulce me ha dejado la esperadísima película sobre la vida de nuestro gran "Fénix de los Ingenios", don Félix Lope de Vega y Carpio, dirigida por el brasileño Andrucha Waddington.
Centrada sobre todo en el triángulo amoroso entre un joven, inquieto, ambicioso, atractivo y seductor Lope (Alberto Ammann) y dos de las mujeres que marcaron su juventud y su producción, las tan distintas Isabel de Urbina "Belisa" (Leonor Watling) y Elena Osorio "Filis" (Pilar López de Ayala), me parece que toca muy de pasada la figura del prodigioso autor como renovador del género teatral y máximo exponente de nuestras letras.
Junto a una rigurosa ambientación del Madrid del Siglo de Oro, Lope presenta un magnífico elenco de actores protagonistas y secundarios -aunque a mí no me acaba de convencer Leonor Watling-, especialmente el premiado actor revelación Alberto Ammann, quien vuelve a brillar y a dejar huella en su segunda aparición en la gran pantalla, y un conseguido Juan Diego en el papel del "empresario teatral" Jerónimo Velázquez.
Sin embargo, creo que sólo se queda en una película entretenida y didáctica sobre una fase inicial de la figura del autor y su repercusión, un ápice de su faceta amorosa y una muestra de su contexto sin llegar a alcanzar bajo mi punto de vista los niveles de excelencia de otras producciones españolas como Juana la Loca (Vicente Aranda, 2001) y, en este sentido, me chocó bastante, por ejemplo, que acabara bruscamente con el destierro de Lope sin abarcar la totalidad de etapas de su intrépida existencia y que tan ligadas están a sus obras. Si no llega a ser por la información escrita del final, hubiera creído incluso que se tenía prevista una segunda parte.
Un complejo pero valiosísimo material que considero no han sabido explotar los guionistas y que ha dado como resultado una especie de miniserie de TV.
En definitiva, pese a mis altas expectativas, a mí me ha sabido a poco y es que Lope es mucho Lope. Y si no que se lo preguntaran de nuevo a su contemporáneo don Miguel de Cervantes, que sin dudar volvería a apodarlo "El Monstruo de la Naturaleza".

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Para saber de amor...

John William Waterhouse, El despertar de Adonis (1899). Collection Lord Lloyd Webber.


Al reabrir las puertas del palacete morisco y desempolvar por fin los tomos de las estanterías de la biblioteca me viene inmediatamente a la cabeza el nombre de aquel poema del gran Luis Rosales, Larga es la ausencia, pues en mi caso he de confesar y reconocer que lo ha sido en exceso pero no por voluntad propia, desde luego. Lo bueno es que no siempre la ausencia es motivo de olvido y yo no me he olvidado de este rinconcito renacentista tan nuestro ni por supuesto de todos los que lo hacéis posible con vuestra presencia, lectura, comentarios y aportaciones. Espero que esta vez Saturno amaine su gula y no vuelva a devorar mi tiempo material. Ahora mientras sigo ventilando el aula os dejo unas lecciones magistrales de amor terrestre y celestial. Afrodita Pandemos vs. Afrodita Urania. Cuerpo vs. alma. Gracias por seguir ahí.

quam magnus numerus Libyssae arenae
................................................................
aut quam sidera multa, cum tacet nox,
furtiuos hominum uident amores
.
Catulo, VII.




Imagínate ahora que tú y yo
muy tarde ya en la noche
hablemos hombre a hombre, finalmente.
Imagínatelo,
en una de esas noches memorables
de rara comunión, con la botella
medio vacía, los ceniceros sucios,
y después de agotado el tema de la vida.
Que te voy a enseñar un corazón,
un corazón infiel,
desnudo de cintura para abajo,
hipócrita lector -mon semblable,-mon frère!

Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo
quien me tira del cuerpo a otros cuerpos
a ser posiblemente jóvenes:
yo persigo también el dulce amor,
el tierno amor para dormir al lado
y que alegre mi cama al despertarse,
cercano como un pájaro.
¡Si yo no puedo desnudarme nunca,
si jamás he podido entrar en unos brazos
sin sentir -aunque sea nada más que un momento-
igual deslumbramiento que a los veinte años!

Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
-con cuatrocientos cuerpos diferentes-
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.

Y por eso me alegro de haberme revolcado
sobre la arena gruesa, los dos medio vestidos,
mientras buscaba ese tendón del hombro.
Me conmueve el recuerdo de tantas ocasiones...
Aquella carretera de montaña
y los bien empleados abrazos furtivos
y el instante indefenso, de pie, tras el frenazo,
pegados a la tapia, cegados por las luces.
O aquel atardecer cerca del río
desnudos y riéndonos, de yedra coronados.
O aquel portal en Roma -en vía del Balbuino.
Y recuerdos de caras y ciudades
apenas conocidas, de cuerpos entrevistos,
de escaleras sin luz, de camarotes,
de bares, de pasajes desiertos, de prostíbulos,
y de infinitas casetas de baños,
de fosos de un castillo.
Recuerdos de vosotras, sobre todo,
oh noches en hoteles de una noche,
definitivas noches en pensiones sórdidas,
en cuartos recién fríos,
noches que devolvéis a vuestros huéspedes
un olvidado sabor a sí mismos!
La historia en cuerpo y alma, como una imagen rota,
de la langueur goûtée à ce mal d'être deux.
Sin despreciar
-alegres como fiesta entre semana-
las experiencias de promiscuidad.

Aunque sepa que nada me valdrían
trabajos de amor disperso
si no existiese el verdadero amor.
Mi amor,
íntegra imagen de mi vida,
sol de las noches mismas que le robo.

Su juventud, la mía,
-música de mi fondo-
sonríe aún en la imprecisa gracia
de cada cuerpo joven,
en cada encuentro anónimo,
iluminándolo. Dándole un alma.
Y no hay muslos hermosos
que no me hagan pensar en sus hermosos muslos
cuando nos conocimos, antes de ir a la cama.

Ni pasión de una noche de dormida
que pueda compararla
con la pasión que da el conocimiento,
los años de experiencia
de nuestro amor.
Porque en amor también
es importante el tiempo,
y dulce, de algún modo,
verificar con mano melancólica
su perceptible paso por un cuerpo
-mientras que basta un gesto familiar
en los labios,
o la ligera palpitación de un miembro,
para hacerme sentir la maravilla
de aquella gracia antigua,
fugaz como un reflejo.

Sobre su piel borrosa,
cuando pasen más años y al final estemos,
quiero aplastar los labios invocando
la imagen de su cuerpo
y de todos los cuerpos que una vez amé
aunque fuese un instante, deshechos por el tiempo.
Para pedir la fuerza de poder vivir
sin belleza, sin fuerza y sin deseo,
mientras seguimos juntos
hasta morir en paz, los dos,
como dicen que mueren los que han amado mucho.

Jaime Gil de Biedma (1929-1990), Pandémica y celeste.

Artículo recomendado "ECOS Y PERVIVENCIAS DE LA LÍRICA AMATORIA ANTIGUA EN LA POESÍA ESPAÑOLA DEL SIGLO XX" .

viernes, 14 de mayo de 2010

Nada

Edward Hopper, Morning Sun (1952).
Oil on canvas. Columbus Museum of Art. Ohio.


No quise pensar más en lo que me rodeaba y me metí en la cama. La carta de Ena me había abierto, y esta vez de una manera real, los horizontes de la salvación.
"... Hay un trabajo para ti en el despacho de mi padre, Andrea. Te permitirá vivir independiente y además asistir a las clases de la Universidad. Por el momento vivirás en casa, pero luego podrás escoger a tu gusto tu domicilio, ya no se trata de secuestrarte. Mamá está muy animada preparando tu habitación. Yo no duermo de alegría."
Era una carta larguísima en la que me contaba todas sus preocupaciones y esperanzas. Me decía que Jaime también iba a vivir aquel invierno en Madrid. Que había decidido, al fin, terminar la carrera y que luego se casarían.
No me podía dormir. Encontraba idiota sentir otra vez aquella ansiosa expectación que un año antes, en el pueblo, me hacía saltar de la cama cada media hora, temiendo perder el tren de las seis, y no podía evitarla. No tenía ahora las mismas ilusiones, pero aquella partida me emocionaba como una liberación. El padre de Ena, que había venido a Barcelona por unos días, a la mañana siguiente me vendría a recoger para que le acompañara en su viaje de vuelta a Madrid. Haríamos el viaje en su automóvil.
Estaba ya vestida cuando el chófer llamó discretamente a la puerta. La casa entera parecía silenciosa y dormida bajo la luz grisácea que entraba por los balcones. No me atreví a asomarme al cuarto de la abuela. No quería despertarla.
Bajé las escaleras despacio. Sentía una viva emoción. Recordaba la terrible esperanza, el anhelo de vida con que las había subido por primera vez. Me marchaba ahora sin haber conocido nada de lo que confusamente esperaba: la vida en su plenitud, la alegría, el interés profundo, el amor. De la casa de la calle de Aribau no me llevaba nada. Al menos, así lo creía yo entonces.
De pie, al lado del largo automóvil negro, me esperaba el padre de Ena. Me tendió las manos en una bienvenida cordial. Se volvió al chófer para recomendarle no sé qué encargos. Luego me dijo:
- Comeremos en Zaragoza, pero antes tendremos un buen desayuno - se sonrió ampliamente-; le gustará el viaje, Andrea. Ya verá usted?
El aire de la mañana estimulaba. El suelo aparecía mojado con el rocío de la noche.
Antes de entrar en el auto alcé los ojos hacia la casa donde había vivido un año. Los primeros rayos del sol chocaban contra sus ventanas. Unos momentos después, la calle de Aribau y Barcelona entera quedaban detrás de mí.

Carmen Laforet, Nada.

lunes, 3 de mayo de 2010

Los "esos"

Salvador Dalí, Soledad paranoico-crítica (1935). Óleo sobre madera.


Sin embargo se alberga en mí algún buscador infatigable. ¿Por qué no hay un descubrimiento de la vida? Algo para ponerle las manos encima y exclamar: "¿Es esto?" Mi depresión es un sentirme acosada. Estoy buscando: pero no, no es eso… no es eso. ¿Qué es entonces? ¿Tendré que morir sin haberlo encontrado? Y luego (como anoche, cuando atravesaba Russell Square) veo las montañas en el cielo: las grandes nubes; y la luna que se está alzando sobre Persia; tengo una grande, sorprendente impresión de que hay algo allí, que es "eso"? No es exactamente la belleza a lo que me refiero. Quiero decir que la cosa en sí basta: es satisfactoria; acabada. También una impresión de mi propia rareza, de la rareza de estar caminando sobre la tierra. También está ahí, la infinita extrañeza de la posición humana; estar atravesando Russell Square, con la luna allí arriba y las nubes como montañas. Quién soy yo, qué soy, y todo el resto; preguntas que siempre flotan en torno: y de pronto doy de narices con algún hecho concreto -una carta, alguien- y vuelvo a ellos con un gran sentimiento de frescura. Y así continúa. Suelo toparme frecuentemente con este "eso"...

Virginia Woolf, Diario de una escritora (fragmento).